Sonrisa y vida laboral

La vida laboral de las nuevas generaciones se presenta con algunos cambios importantes si la comparamos con la de sus padres. Si bien, la formación adecuada es fundamental para el desarrollo de cualquier actividad profesional, es verdad que nuestros jóvenes se enfrentan a una vida de trabajo larga y susceptible de cambios tanto de actividad como de espacio geográfico; cada vez más empresas y más autónomos deben reinventarse para conseguir mantenerse a flote en un mundo tan cambiante y competitivo.

La buena apariencia física seguirá siendo un punto a favor siempre que las habilidades profesionales y sociales la acompañen. Con la edad se va perdiendo la frescura de la juventud y ganamos madurez, aplomo, resiliencia, serenidad y todas aquellas habilidades que nos hacen merecedores de un puesto de trabajo Senior.

Tanto si eres Junior, Senior, Alto ejecutivo, Directivo de una empresa o profesional Freelance, una buena actitud y una sonrisa agradable te hará brillar con luz propia, cuidar de tu boca es una cuestión de salud general y tiene sin lugar a dudas, una gran importancia social.

La armonía de tu sonrisa también es importante, la inversión en dinero y tiempo que requiere, tendrá rentabilidad de por vida, existen técnicas de ortodoncia más discretas como Invisalign o Incógnito, brackets estéticos de zafiro o porcelana, carillas Lumineers, Implantes dentales o aclaramiento dental, que te pueden proporcionar en un tiempo razonable, la sonrisa que requiere el mundo laboral y social actual.

La publicidad que encontrarás al respecto es otro tema importante a considerar, la entrada de las compañías de seguros y de grupos empresariales en el mundo de la salud bucal, ha separado a los profesionales en tres grandes grupos: Los que trabajan en salud bucal pública (ambulatorios de la seguridad social), los profesionales que colaboran en uno o varios centros de salud bucal de carácter privado, ya sea clínicas pertenecientes a compañías de seguros o franquicias dentales y los que son propietarios de su propia consulta.

La seguridad social, por sus escasos recursos, ofrece pocas alternativas.

Las compañías de seguros y las franquicias, manejan potentes y agresivas campañas de marketing en las que el producto final, no siempre se corresponde con la realidad.

El profesional autónomo, puede competir con los gigantes de la publicidad ofreciendo, alta odontología, productos de diseño y servicio post venta de calidad.

Un diagnóstico correcto, con las pruebas adecuadas, un informe médico claro, en el que aparezca la firma y el número de colegiado del dentista, el CIF de la empresa que emitirá la factura, un tratamiento bien explicado previamente, un presupuesto sin sorpresas y una financiación adecuada, son esenciales para que te sientas en buenas manos, deposites en ellas tu confianza y se cumplan tus expectativas.

Visita regularmente al dentista, si comes en el trabajo, no olvides tu kit de higiene bucal, recuerda que un chicle, aunque lo anuncie Antonio Banderas, no puede sustituir a una buena técnica de cepillado, el mantenimiento de los resultados de un tratamiento dental, dependen en gran medida del cuidado diario.

Actitud positiva y sonrisa

 

 

 

 

 

by Carina Mora Pimentel